Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Tumor de Wilms (nefroblastoma) pediátrico

El tumor de Wilms es un tipo de cáncer de riñón que requiere experiencia quirúrgica de alto nivel para su tratamiento. Los médicos y cirujanos de Children's Health cuentan con capacitación especializada y experiencia en el tratamiento de niños con tumores de Wilms. Ofrecemos las terapias y los enfoques quirúrgicos más recientes para darle a su hijo la mejor oportunidad de tener una vida larga y saludable.

¿Qué es un tumor de Wilms pediátrico?

Los tumores de Wilms son un tipo de cáncer de riñón que afecta principalmente a los niños. El tumor de Wilms es el tipo más frecuente de cáncer de riñón pediátrico. Estos tumores generalmente ocurren antes de los 5 años y casi siempre se detectan a los 10 años. La mayoría de los niños tienen un tumor en un riñón, pero una pequeña cantidad de niños desarrollan múltiples tumores en uno o ambos riñones. El tumor de Wilms también se denomina nefroblastoma.

¿Cuáles son los diferentes tipos de tumores de Wilms pediátricos?

Los médicos clasifican los tumores de Wilms en función de cómo se ven las células cancerosas con un microscopio. Los dos tipos de tumores de Wilms son:

Histología favorable

Estas células cancerosas se parecen más a las células sanas que a las enfermas. Casi el 90 % de los tumores de Wilms tienen una histología favorable. Este tipo es más fácil de tratar y curar.

Histología anaplásica

Las células anaplásicas tienen un aspecto muy diferente del de las células sanas porque sus partes centrales, que contienen ADN, están agrandadas y distorsionadas. Esta característica se denomina anaplasia. La anaplasia difusa, o distorsión en todo el tumor, es más difícil de tratar que la anaplasia focal, que es la distorsión que se encuentra en una sola parte del tumor.

¿Cuáles son los síntomas de los tumores de Wilms pediátricos?

Los tumores de Wilms pueden crecer bastante antes de que usted o su hijo adviertan los síntomas. Uno de los primeros signos es la hinchazón abdominal. El vientre del niño puede parecer hinchado o puede sentir un bulto duro cuando presiona el estómago. Algunos niños tienen dolor abdominal. Otros síntomas incluyen:

  • Sangre en la orina
  • Estreñimiento.
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso
  • Náuseas y vómitos
  • Dificultad para respirar

¿Cómo se diagnostica un tumor de Wilms pediátrico?

Podemos usar una o más de las siguientes pruebas para diagnosticar un tumor de Wilms:

¿Cuáles son las causas de los tumores de Wilms en los niños?

La mayoría de los niños desarrollan tumores de Wilms sin motivo aparente. La enfermedad es un poco más frecuente en niñas y niños de raza negra. Cualquier niño puede tener estos tumores, pero estos factores aumentan su riesgo:

Anomalías congénitas

Se estima que 1 de cada 10 niños con tumores de Wilms también tiene una afección genética al nacer (una anomalía de nacimiento). Determinadas anomalías cromosómicas pediátricas y afecciones que causan tumores, como el síndrome de Beckwith-Wiedemann, aumentan las probabilidades de que un niño tenga tumores de Wilms.

Antecedentes familiares

Ciertos cambios genéticos (mutaciones genéticas) pueden aumentar un poco el riesgo de tumores de Wilms. Hasta el 2 % de los niños con tumores de Wilms tienen un familiar con el mismo cáncer.

¿Cómo se tratan los tumores de Wilms pediátricos?

La cirugía renal (nefrectomía) es la mejor manera de tratar los tumores de Wilms. Los cirujanos de Children's Health℠ también forman parte del cuerpo docente del Centro médico de la Universidad Southwestern de Texas. Ven más niños con tumores de Wilms que casi cualquier otro centro oncológico del país. Esto les brinda la experiencia para identificar el enfoque quirúrgico adecuado para su hijo y para que la cirugía sea lo más exitosa posible. El equipo de atención de su hijo puede incluir lo siguiente:

Según la etapa del cáncer y el diagnóstico, los tratamientos incluyen:

  • Nefrectomía radical: Extirpamos todo el riñón y el tumor junto con algunas glándulas cercanas y tejido adiposo. Este enfoque garantiza que no quede ningún tejido canceroso. Tener solo un riñón no debería afectar la salud ni la expectativa de vida de su hijo.
  • Nefrectomía parcial (cirugía de preservación del riñón): Si ambos riñones tienen tumores, extirpamos solo los tumores y parte del tejido circundante. El riñón restante funciona casi con tanta eficacia como un riñón entero y no debería afectar la salud ni la calidad de vida de su hijo.
  • Quimioterapia: Podemos administrar quimioterapia antes de la cirugía para destruir las células cancerosas y reducir el tumor (llamada quimioterapia neoadyuvante) o después de la cirugía para eliminar las células cancerosas que persisten.
  • Radioterapia: Podemos recomendar el uso de radiación de alta energía para destruir las células cancerosas como parte del tratamiento inicial de algunos tumores de Wilms o en los casos poco frecuentes en los que el tumor regresa después del tratamiento.

Médicos y proveedores para el tumor de Wilms (nefroblastoma) pediátrico

Nuestro equipo especializado en tumores genitourinarios reúne a los mejores especialistas en cáncer para tratar a niños con tumores de Wilms.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué tan frecuente es el cáncer de riñón en los niños?

    El cáncer de riñón es mucho más frecuente en adultos que en niños. Entre 450 y 500 niños tienen un diagnóstico de tumor de Wilms cada año.

  • ¿Un tumor de Wilms puede curarse?

    Con el tratamiento adecuado, la tasa de supervivencia para los niños con tumores de Wilms es de hasta el 90 %. Sin embargo, existe la posibilidad de que el cáncer reaparezca, generalmente dentro de los dos años después de que su hijo finaliza el tratamiento. Continuamos controlando la salud de su hijo después del tratamiento para detectar rápidamente la recurrencia del cáncer, de modo que podamos reiniciar el tratamiento lo antes posible. Un tumor de Wilms recurrente puede afectar los riñones u otro órgano, como los pulmones.

  • ¿Cuáles son las etapas de los tumores de Wilms?

    Las etapas del cáncer reflejan el alcance de la diseminación de las células cancerosas respecto de su ubicación original. Nuestros médicos recurren a la determinación de las etapas del cáncer para guiar las decisiones de tratamiento. Las mismas pruebas utilizadas para diagnosticar el tumor de Wilms pueden determinar el estadio del cáncer. Su hijo no debería necesitar pruebas adicionales.

    Las etapas del tumor de Wilms van de uno a cinco:

    • Etapa 1: El tumor se limita a un riñón sin evidencia de diseminación fuera de ese riñón
    • Etapa 2: El tumor ha crecido fuera del riñón hacia el tejido adiposo o los vasos sanguíneos cercanos, pero no más allá
    • Etapa 3:Hay presencia de tumor en los ganglios linfáticos al momento del diagnóstico o se ha roto la cápsula del tumor
    • Etapa 4: El cáncer se ha diseminado a otros órganos fuera del riñón al momento del diagnóstico. Esto es más frecuente en los pulmones, pero rara vez puede incluir el hígado o los huesos.
    • Etapa 5: Uno o más tumores de Wilms se encuentran en ambos riñones
  • ¿Qué otros factores se usan para determinar el mejor tratamiento para el tumor de Wilms?

    Otros factores (además de la etapa del tumor) también afectan las decisiones de tratamiento. El hecho de que se determine que un tumor de Wilms tiene una “histología favorable” o “histología anaplásica” es probablemente el factor más importante, y un tumor de Wilms anaplásico requiere un tratamiento más agresivo. Investigaciones más recientes han demostrado el impacto en el resultado de ciertos cambios genéticos en algunos tumores de Wilms. Usamos estos datos genéticos para identificar el tumor de Wilms con mayor riesgo de recurrencia y cambiar el tratamiento, de modo que podamos proporcionar una terapia personalizada para cada tumor de Wilms.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software