Dolor osteomuscular

El Centro de Manejo del Dolor Pediátrico del Children's Health ofrece a los niños y sus padres un equipo especialmente capacitado que evalúa y trata el dolor crónico, el dolor agudo y el dolor de cabeza. Nuestro enfoque interdisciplinario involucra a muchas otras especialidades para tratar el dolor con varios enfoques a la vez. El centro puede ayudar a disminuir el dolor asociado con una variedad de enfermedades y trastornos, entre ellos, afecciones del pecho y la espalda, lesiones nerviosas, afecciones reumáticas, lesiones deportivas y cáncer. Asimismo, contamos con una clínica dedicada al dolor de cabeza para los niños que sufren este problema.

¿Qué es el dolor musculoesquelético?

El dolor musculoesquelético es dolor agudo o crónico en músculos, ligamentos, tendones o huesos. Es una molestia frecuente durante la infancia y a menudo, es causada por lesiones menores, mala postura o estrés repetitivo.

Si su hijo presenta dolor musculoesquelético crónico, nuestros proveedores del Centro de manejo del dolor pediátrico de Children's Health℠ pueden ayudar a descubrir la causa y tratar los síntomas de su hijo. En la mayoría de los casos, el dolor musculoesquelético puede atribuirse a causas benignas, desde caídas y esguinces hasta esfuerzo excesivo y dolores de crecimiento, pero este dolor también puede ser un síntoma de varias enfermedades y afecciones subyacentes que afectan los músculos y las articulaciones, el sistema endocrino o el sistema nervioso y, en ocasiones poco frecuentes, de neoplasias malignas.

¿Cuáles son los signos y síntomas del dolor musculoesquelético?

El dolor musculoesquelético en los niños suele causar dolor o ardor, rigidez o fatiga muscular, dolor localizado o generalizado, espasmos o sensación de que se han lastimado un músculo.

Por lo general, los niños con una enfermedad sistémica que causa dolor musculoesquelético tienen otros síntomas como descenso de peso, fiebre y fatiga, rigidez extrema o inmovilidad de las articulaciones, cojera, dolor intenso que los despierta por la noche, erupciones, etc.

¿Cómo se diagnostica el dolor musculoesquelético?

Si su hijo presenta dolor musculoesquelético, su proveedor realizará un examen físico completo, que evaluará el nivel de dolor, el rango de movimiento, la fuerza y la flexibilidad de su hijo; le preguntará sobre lesiones y actividades pasadas que podrían haber provocado el dolor; verificará si presenta inflamación y puntos sensibles, y buscará síntomas coexistentes que puedan indicar una causa sistémica.

El proveedor puede solicitar análisis de sangre o estudios de diagnóstico por imágenes que podrían indicar o descartar una afección como artritis reumatoide juvenil, la posibilidad de un tumor o anomalía anatómica que cause el dolor de su hijo o pruebas para detectar la presencia de compresión o disfunción de ciertos nervios.

¿Cómo se trata el dolor musculoesquelético?

El Centro de manejo del dolor pediátrico de Children's Health℠, junto con el pediatra de su hijo y otros especialistas, pueden ayudar a su hijo a controlar el dolor y la ansiedad asociados con una variedad de causas musculoesqueléticas.

Según la causa del dolor de su hijo, sus proveedores pueden recetarle:

  • Medicamentos recetados o de venta libre
  • Aplicación de calor o frío
  • Inyecciones de antiinflamatorios o esteroides
  • Fisioterapia o un programa de ejercicios centrado en el estiramiento y fortalecimiento muscular
  • Terapia ocupacional, si es necesaria para reanudar las actividades habituales
  • Técnicas de relajación
  • Masoterapia
  • Orientación psicológica
  • Tratamiento de lesiones existentes o enfermedades subyacentes con medicamentos, inmovilización o intervención quirúrgica, según sea necesario

Médicos y proveedores que tratan el dolor musculoesquelético

Preguntas frecuentes

  • ¿Es frecuente el dolor musculoesquelético en los niños?

    Sí. El dolor musculoesquelético es uno de los problemas más comunes que observan los pediatras y generalmente, es causado por lesiones, esfuerzo excesivo, postura u otras afecciones benignas.

  • ¿Cuáles son las señales de alerta de que el dolor musculoesquelético puede deberse a una afección subyacente?

    Si su hijo también tiene fiebre y fatiga, dolor que empeora en reposo, rigidez y dolor articular matutinos, inflamación articular, sensibilidad ósea, debilidad muscular, pérdida de peso u otros síntomas preocupantes, debe consultar a un proveedor para una evaluación completa.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software