Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Examen neurológico pediátrico

La función del sistema neurológico de un niño puede verse afectada por una amplia gama de problemas. Durante un examen neurológico pediátrico, el médico evaluará la función del cerebro, la columna vertebral, los nervios y los músculos del niño. Estas pruebas ayudan al médico a descubrir si hay un problema neurológico y, de ser así, de qué se trata y dónde se encuentra.

El equipo de Children's Health es reconocido en todo el país por su capacidad para ayudar a niños como el suyo. Somos el único equipo en la región que ofrece acceso a expertos en todos los campos de la neurología pediátrica. Su hijo recibirá la atención, las terapias y los procedimientos más avanzados aquí mismo y en un solo lugar.

¿Qué es un examen neurológico pediátrico?

Un examen neurológico pediátrico es un estudio práctico muy detallado. Incluye aspectos de una consulta típica en la cual el médico escucha el corazón y los pulmones y examina la piel del niño. El médico también pregunta sobre la historia clínica del niño y cualquier observación que hayan hecho los padres sobre los síntomas y el comportamiento. El médico también evaluará lo siguiente:

  • Estado mental, para ver cómo piensa, siente, interactúa y habla el niño.
  • Pares craneales, que son pares de nervios que se originan en el tronco encefálico y se extienden hacia distintas áreas dentro de la cabeza, para ver si funcionan correctamente.
  • Función sensorial, para ver de qué manera el niño experimenta sensaciones, como el dolor, el tacto suave, la temperatura, la posición o la vibración.
  • Motricidad, para evaluar la fuerza, el tono muscular y los movimientos del niño.
  • Coordinación, para ver si los movimientos del niño están coordinados como corresponde.
  • Posición y marcha, para ver de qué manera el niño se para y camina.
  • Reflejos, para ver cómo responden los reflejos del niño ante golpecitos con un pequeño martillo.

Por lo general, un examen neurológico pediátrico no causa miedo ni dolor. De hecho, muchos niños lo disfrutan porque se les pide que hagan cosas como correr por el pasillo, saltar y poner caras raras.

¿Cuáles son los beneficios de un examen neurológico pediátrico?

Existen distintas cuestiones que pueden causar síntomas en el cerebro, la columna vertebral, los nervios y los músculos. Estos pueden abarcar desde dolor de cabeza hasta accidentes cerebrovasculares y trastornos genéticos poco frecuentes. El médico usa distintas partes del examen neurológico pediátrico para averiguar qué ocurre con el niño y cuáles podrían ser los pasos que se deben seguir. A veces, podemos saber qué tratamientos o medicamentos podrían ayudar al niño en función de los resultados del examen neurológico pediátrico. En otras ocasiones, es posible que solicitemos pruebas adicionales.

¿Qué se puede esperar con un examen neurológico pediátrico?

Con un examen neurológico pediátrico, usted puede esperar un estudio práctico muy detallado.

¿Qué esperar antes de un examen neurológico pediátrico?

Desearemos observar los síntomas o los episodios del niño y la posible causa o desencadenante.

Sabemos que los síntomas del niño pueden no estar presentes en forma permanente. Si los síntomas de su hijo tienden a aparecer intermitentemente, trate de traer a la cita un video donde se los pueda observar. Los videos tomados con teléfonos celulares sirven para este fin.

Piense también en las causas o los desencadenantes de los síntomas de su hijo para brindar esa información en la cita.

¿Qué se puede esperar durante un examen neurológico pediátrico?

Los exámenes neurológicos pediátricos pueden tener una energía lúdica. Le pediremos al niño que haga cosas que generalmente no hace en una cita médica, como brincar, pararse en una sola pierna o mover las cejas de forma graciosa. Algunos niños se sorprenden de que el médico quiera tocar los pies descalzos para evaluar las sensaciones. En general, no es un examen que cause dolor o miedo.

¿Qué se puede esperar después de un examen neurológico pediátrico?

Según lo observado durante el examen, el médico puede solicitar pruebas de seguimiento para obtener más información. Entre estas pruebas, se podrían incluir las siguientes:

  • Pruebas de sangre, para examinar el funcionamiento de determinados órganos y la respuesta del organismo a los tratamientos o para detectar anomalías metabólicas o genéticas.
  • Estudios de diagnóstico por imágenes, como TC o IRM, para observar el crecimiento y la estructura del cerebro.
  • Pruebas especializadas, como EEG, para observar las ondas cerebrales, o EMG/estudios de conducción nerviosa para observar el estado de los nervios y los músculos, o muchas otras pruebas especializadas.

¿Cómo preparo a mi hijo para un examen neurológico pediátrico?

Bríndele a su hijo información sobre las distintas pruebas que le hará el médico.

Es muy importante que su hijo venga tal como se encuentra. Queremos ver cómo actúa en un día típico. Debería usar el mismo tipo de ropa y calzado que usa en forma habitual, y debería tomar los medicamentos que toma normalmente.

Médicos y proveedores que realizan exámenes neurológicos pediátricos

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software