Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Sarcomas pediátricos

La palabra “sarcoma” significa un tumor que crece en los huesos o tejidos blandos. Children’s Health tiene una afiliación académica con el Centro médico de la Universidad Southwestern de Texas y es un líder nacional en el estudio y el tratamiento de diversos sarcomas pediátricos. Utilizamos un enfoque de equipo en el que expertos con diferentes especialidades trabajan en conjunto para darle a su hijo la mejor oportunidad de obtener un buen resultado.

¿Qué son los sarcomas pediátricos?

Los sarcomas pediátricos incluyen una serie de diferentes tipos de cáncer que afectan a los niños. Todos estos tipos de cáncer implican tumores que crecen a partir de células en los huesos o tejidos blandos de un niño. Los sarcomas también pueden propagarse a otras áreas del cuerpo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de sarcomas pediátricos?

Los sarcomas pediátricos se dividen en dos categorías principales: sarcomas óseos y sarcomas de tejidos blandos. Cada categoría incluye dos tipos.

Sarcomas óseos en niños

  • Osteosarcoma: generalmente se desarrolla en áreas donde el hueso crece rápidamente, como la rodilla o la parte superior del brazo. Es el cáncer de hueso pediátrico más común, que afecta a alrededor de 400 niños en los EE. UU. cada año.
  • Sarcoma de Ewing: la mayoría de estos tumores crecen en los huesos de las piernas, los brazos, la espalda, el pecho o la pelvis. Algunos crecen en el riñón y otros tejidos blandos. Alrededor de 200 niños en los EE. UU. desarrollan sarcoma de Ewing cada año.

Sarcomas de tejidos blandos en niños

  • Rabdomiosarcoma: generalmente, este tipo se desarrolla en los músculos. Cada año en los EE. UU., entre 400 y 600 niños reciben un diagnóstico de rabdomiosarcoma.
  • Sarcomas de tejido blando no rabdomiosarcomatosos: estos incluyen todos los sarcomas de tejidos blandos que no son rabdomiosarcoma. Alrededor de 600 niños en los EE. UU. desarrollan estos tipos de cáncer cada año. Los tumores pueden desarrollarse en cualquier área del cuerpo que tenga tejido blando.

¿Cuáles son los síntomas del sarcoma pediátrico?

Los síntomas varían de un niño a otro, según el tipo de sarcoma que tenga y dónde se desarrolle. Los síntomas para cada tipo de sarcoma pueden incluir:

Síntomas de sarcoma óseo

Los sarcomas óseos pueden causar primero hinchazón y dolor en el lugar donde se encuentra el tumor. Pueden aparecer otros síntomas si el cáncer se disemina. Los síntomas pueden incluir:

  • Bulto o hinchazón en el lugar donde crece el tumor
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Entumecimiento
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad
  • Pérdida de peso

 

Síntomas de sarcoma de tejidos blandos

Los sarcomas de tejidos blandos pueden comenzar en cualquier parte del cuerpo, por lo que tienen muchos síntomas diferentes. Incluyen:

  • Dolor óseo
  • Bulto o hinchazón en el cuello, el pecho o la espalda
  • Dolor de cabeza, dolor de oído, congestión sinusal
  • Problemas de la vista o protuberancia ocular
  • Ictericia (tono amarillento) de los ojos o la piel
  • Sangre en la orina
  • Incapacidad de ir al baño
  • Vómitos o dolor abdominal
  • Pérdida de peso o debilidad
  • Tos persistente

 

¿Cómo se diagnostican los sarcomas pediátricos?

En general, identificamos el tipo de sarcoma tomando una muestra del tumor y estudiando su ADN. Luego, tomamos imágenes detalladas del tumor, a través de pruebas como una IRM y una exploración mediante PET-CT (tomografía por emisión de positrones). Estas imágenes nos muestran qué tan grande es el tumor y si se ha diseminado a otros lugares del cuerpo.

Usamos el tipo, el tamaño y la ubicación del tumor para decidir qué tratamiento funcionará mejor para su hijo.

¿Cuáles son las causas de los sarcomas pediátricos?

Lamentablemente, nadie sabe qué causa estos tumores.

¿Cómo se tratan los sarcomas pediátricos?

Ofrecemos varios tratamientos diferentes. Nuestros oncólogos pediátricos trabajan en estrecha colaboración con los equipos quirúrgicos y de radioterapia para brindar una atención óptima durante el transcurso del tratamiento. Nuestros cirujanos tienen experiencia en la realización de cirugías complejas, como conservación de extremidades o plastias de rotación, que se usan para tratar el osteosarcoma y el sarcoma de Ewing. Nuestros oncólogos radioterapeutas utilizan técnicas de vanguardia para matar eficazmente las células tumorales y, al mismo tiempo, minimizar la toxicidad.

En Children's Health℠, siempre buscamos tratamientos nuevos y mejores. Nuestros pacientes tienen acceso a ensayos clínicos que solo podrían estar disponibles en unos pocos hospitales. Proporcionamos acceso a las opciones de tratamiento más recientes para pacientes con cánceres recidivantes a través de ensayos clínicos que se ofrecen en nuestro Programa de terapéutica experimental. También usamos pruebas genéticas, a través de nuestro Programa de medicina de precisión, para identificar mutaciones genéticas que pueden tratarse con medicamentos, que proporcionan un tratamiento más eficaz con menos efectos secundarios.

Médicos y proveedores para el sarcoma pediátrico

Children's Health cuenta con algunos de los mejores especialistas en cáncer pediátrico del país y con médicos que también son miembros del cuerpo docente del Centro médico de la Universidad Southwestern de Texas. Utilizamos un enfoque de equipo y trabajamos en conjunto con patólogos, oncólogos radioterapeutas, fisioterapeutas, psicólogos y trabajadores sociales para brindar atención multidisciplinaria.

Preguntas frecuentes

  • ¿Por qué debería mi hijo recibir tratamiento en Children's Health?

    Utilizamos el trabajo en equipo y la creatividad para encontrar las mejores formas de tratar todo tipo de sarcomas pediátricos. Nuestra afiliación académica con el Centro médico de la Universidad Southwestern de Texas nos permite estudiar nuevos tratamientos y ofrecer ensayos clínicos de nuevas terapias prometedoras antes de que estén ampliamente disponibles. Fuimos el primer centro de los EE. UU. en poner en práctica muchos estudios y métodos en esta área. Esto incluye un estudio en curso sobre cómo crecen los sarcomas. Estudios como este pueden conducir a formas nuevas y más efectivas de tratar los sarcomas y ayudar a los niños a vivir sin cáncer.

  • ¿Se pueden curar los sarcomas?

    Depende de la enfermedad. La tasa de supervivencia suele ser alta para los tumores localizados (que no se diseminan a otras partes del cuerpo). Los sarcomas que se propagan son más difíciles de curar, pero muchos niños sobreviven. Nuestro programa de supervivencia ACE (Experiencia posterior al cáncer) monitorea a los pacientes para detectar los efectos a largo plazo del cáncer y el tratamiento contra el cáncer durante toda su vida.

  • ¿Qué aspecto tiene un bulto de un sarcoma pediátrico?

    Por lo general, los sarcomas se forman en la profundidad del cuerpo. En la superficie, el bulto puede parecer un pequeño montículo o hinchazón. Puede ser duro al tacto y presionarlo puede hacer doler el tejido cercano.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software