Sobrepeso y obesidad infantil

Los niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad pueden desarrollar problemas de salud graves con consecuencias de por vida.

mujer posando para una foto
niña en una terraza
niño sentado en el césped al aire libre

En Children's Health℠, ofrecemos una amplia gama de tratamientos y recursos que abordan las necesidades específicas del niño como un todo, ya sea que tenga mucho o poco sobrepeso. Nuestro equipo multidisciplinario de dietistas, entrenadores, cirujanos y psicólogos infantiles trabaja con su familia para desarrollar un programa integral y personalizado. Nuestro objetivo es ayudar a su hijo a alcanzar un peso más saludable que pueda mantener durante toda la vida. 

¿Qué es el sobrepeso y la obesidad infantil?

El cuerpo de su hijo almacena calorías adicionales cuando come más de lo que usa. Estas calorías adicionales se almacenan en las células grasas para usarlas posteriormente como energía. Sin embargo, cuando su hijo no está activo, su cuerpo continúa desarrollando células grasas. Esta acumulación de células grasas provoca sobrepeso y, con el tiempo, obesidad.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición revelan que 12.5 millones (alrededor del 18 %) de los niños y adultos jóvenes de entre 2 y 19 años tienen obesidad, y otro 10 % tiene sobrepeso. Ese número casi se ha triplicado desde 1980.

Los niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad pueden desarrollar problemas de salud graves, como diabetes, inflamación del hígado, presión arterial alta, problemas respiratorios durante el sueño y muchos otros problemas médicos. Si no se corrigen, estas afecciones de salud pueden repercutir en la forma en que aprenden, juegan, interactúan con sus pares y crecen hasta convertirse en adultos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de sobrepeso y obesidad infantil?

Un peso no saludable se define por el índice de masa corporal (IMC) de un niño. El IMC se calcula usando la estatura y el peso. No mide la grasa corporal directamente, pero es un buen indicador para la mayoría de los niños y adolescentes.

Debido a que el IMC normal de los niños cambia a medida que crecen, el estado del peso de su hijo (peso saludable, sobrepeso, obesidad) se determina utilizando categorías de IMC específicas para la edad y el sexo. Los tipos de peso no saludable en niños incluyen:

Sobrepeso

Un niño o adolescente tiene sobrepeso cuando su IMC se encuentra entre el percentil 85 y 95, que es un IMC medio-alto para la edad y el sexo del niño.

Obesidad

Un niño o adolescente tiene obesidad cuando su IMC es mayor que el percentil 95, que es un IMC alto para la edad y el sexo del niño. 

Puede parecer que un niño con un IMC justo por encima del percentil 95 no tiene obesidad, un término que muchas personas asocian con un exceso de peso grave, pero “obesidad” es un término médico que indica un problema de salud. Es mejor prestar atención y abordar la obesidad cuando es leve y más fácil de tratar que la obesidad grave.

¿Cuáles son los signos y síntomas del sobrepeso y la obesidad infantil?

Niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad:

  • Pueden tener problemas médicos ahora, como hipertensión, enfermedad de hígado graso no alcohólico, depresión, diabetes tipo 2 y apnea obstructiva del sueño
  • Tienen una probabilidad del 70 % al 80 % de ser adultos con sobrepeso u obesidad
  • Como adultos jóvenes, pueden desarrollar problemas de salud que generalmente se ven en personas de 40 a 60 años
  • Tienen más del doble de probabilidades de morir antes de los 55 años en comparación con los niños sin obesidad.
  • Pueden aislarse socialmente
  • Pueden sufrir acoso

¿Cómo se diagnostican el sobrepeso y la obesidad infantil?

La obesidad es diferente en niños y adolescentes que en adultos. Los niños están creciendo, y los varones y las mujeres maduran a diferentes velocidades. Debido a esto, los IMC se calculan comparando la estatura y el peso con las tablas de crecimiento que dan cuenta de estas diferencias relacionadas con la edad y el sexo. Los gráficos de IMC muestran cómo se compara el IMC de un niño con el de otros de la misma edad y sexo.

El pediatra de su hijo también puede controlar afecciones médicas que pueden ser causadas o empeoradas por un peso alto. Incluyen:

  • Diabetes o prediabetes
  • Hígado graso
  • Hipertensión arterial
  • Problemas de colesterol
  • Apnea del sueño
  • Irregularidad menstrual
  • Cálculos biliares
  • ERGE
  • Problemas óseos
  • Asma

No todos los niños deben ser evaluados para todas estas afecciones. El médico le dirá exactamente cuáles son los siguientes pasos. Cada año, los especialistas de Children's Health atienden a más de 12,000 pacientes pediátricos por obesidad infantil y otras afecciones relacionadas con el sistema endocrino. También contamos con las habilidades y los recursos necesarios para brindar atención integral y compasiva a su hijo.

 

¿Cuáles son las causas del sobrepeso y la obesidad infantil?

La obesidad puede ser causada por diversos factores, desde el entorno y los genes de su hijo hasta lo que come. Ejemplos de algunas de las causas:

  • Alimentos y bebidas poco saludables fácilmente disponibles 
  • Demasiado tiempo sentado en un escritorio o jugando videojuegos 
  • Tiempo limitado de recreo o educación física 
  • Malos hábitos de sueño
  • Estrés o ansiedad, que hace que algunas personas coman incluso cuando no tienen hambre
  • Medicamentos que aumentan el apetito, como esteroides y algunos medicamentos para las convulsiones
  • Genética, ya que la obesidad a veces es hereditaria
  • Afecciones hormonales, como hipotiroidismo o síndrome de Cushing. Estas afecciones son muy poco frecuentes y, por lo general, un peso alto no es el único síntoma.

¿Cómo se tratan el sobrepeso y la obesidad infantil?

Si su hijo tiene obesidad, el primer paso debe ser un examen médico completo realizado por el pediatra. En la mayoría de los casos, se descartarán los problemas físicos poco frecuentes que causan obesidad antes de comenzar el tratamiento.

La mejora del peso proviene de reducir la cantidad de calorías ingeridas y, al mismo tiempo, aumentar la actividad física. Menos alimentos y bebidas y más actividad física significan que el organismo busca energía adicional (calorías) donde se almacena en la grasa corporal. Estos cambios no solo ayudan a controlar el peso, sino que también mejoran los problemas relacionados con el peso, como la hipertensión y el hígado graso.

Las familias pueden encontrar menús de bajo costo, recetas, tamaños de porciones y más en ChooseMyPlate.gov. Pero hay mucho que aprender y cambiar los hábitos puede ser difícil. En Children's Health, tenemos programas que les brindarán a usted y a su familia el apoyo que necesitan.

Dietistas para niños con obesidad

Los dietistas registrados son los expertos en alimentos y nutrición. Los dietistas averiguarán qué come y bebe su hijo y qué necesita para un buen estado de salud, y luego le enseñarán cambios graduales.

Nuestros dietistas proporcionan información personalizada según la edad, el nivel de actividad y cualquier afección de salud de su hijo. También tenemos en cuenta sus preferencias y rutinas familiares al diseñar cualquier programa.

Los dietistas ven a las familias durante una serie de visitas para ayudar con cualquier desafío que surja y desarrollar conocimientos. Las familias a menudo tienen estas preguntas sobre la obesidad infantil:

  • ¿Cuánto alimento es la cantidad correcta para mi hijo?
  • ¿Con qué frecuencia debe comer mi hijo?
  • ¿Qué hago cuando mi hijo es selectivo para comer?

Nuestros dietistas registrados aplican su experiencia a la prevención de enfermedades y al manejo de la salud, y pueden mejorar el estado de salud, el bienestar y la calidad de vida de su hijo, y reducir los costos de atención médica.

Cirugía bariátrica para la obesidad infantil

Para niños y adolescentes con IMC alto, la cirugía bariátrica combinada con cambios en el estilo de vida es muy eficaz. Después de este tipo de cirugía, los niños pueden alcanzar un peso más saludable, aumentar su autoestima y reducir la probabilidad de enfermedades crónicas.

El programa de cirugía bariátrica de Children's Health está diseñado para niños y adolescentes. Los miembros de nuestro equipo son expertos en obesidad infantil. En colaboración con las familias, evalúan e informan cuidadosamente a los niños sobre el control del peso y brindan apoyo durante todo el procedimiento.

Programa comunitario para la obesidad infantil

Get Up and Go es un programa gratuito de 10 semanas de Children's Health que se ofrece en las sedes de YMCA de Dallas. Cada semana incluye 90 minutos de aprendizaje divertido y actividad física para usted y su hijo. ¡El resto de la familia también es bienvenido! Las clases son para niños de 6 a 11 años y de 12 a 14 años.

Evaluación médica de la obesidad infantil

COACH: la obesidad infantil y sus consecuencias para la salud. Este programa de Children's Health proporciona una evaluación médica integral de la obesidad, la grasa corporal y las afecciones médicas. Un equipo que incluye dietistas, un psicólogo infantil y un trabajador social brinda apoyo para realizar cambios en el estilo de vida.

Consejos saludables para niños con obesidad

Puede preparar a su hijo para una alimentación saludable de por vida con estos consejos:

  • Cambie los hábitos alimenticios (por ejemplo, comer más lentamente) para permitir que el cuerpo digiera los alimentos y se genere una sensación de saciedad
  • Trabaje con su hijo para planificar las comidas y seleccionar mejor los alimentos (por ejemplo, como comer menos alimentos grasos y evitar la comida chatarra o rápida)
  • Hable sobre reducir y controlar las porciones para comer menos calorías
  • Ayude a su hijo a aumentar la actividad física y a tener un estilo de vida más activo. Algo tan fácil como caminar puede ayudar a su hijo a bajar de peso. Los expertos sugieren que los niños deben realizar 60 minutos de ejercicio todos los días
  • Hable con su hijo sobre lo que come en la escuela. Ayúdele a comprender la mejor manera de comer de manera inteligente cuando esté fuera de casa
  • Coman en familia en lugar de hacer otras cosas durante las comidas, como mirar televisión
  • No use alimentos como recompensa por un buen comportamiento
  • Limite los refrigerios en general y converse con su hijo para que coma refrigerios saludables, como verduras o frutas
  • Establezca objetivos realistas para la pérdida de peso en consulta con el médico de su hijo. Esto hace que sea menos probable que su hijo se desaliente cuando no baje de peso lo suficientemente rápido
  • Use la regla de 5-2-1-0 todos los días
    • 5 frutas y verduras
    • 2 horas o menos de tiempo frente a la pantalla (televisión, juegos, redes sociales)
    • 1 hora o más de actividad física (juegos en el patio trasero, recreos, educación física, caminatas y paseos en bicicleta, así como deportes en equipo; se pueden organizar en períodos de 10 o 20 minutos, si eso funciona mejor para los horarios de su hijo).
    • 0 bebidas endulzadas con azúcar (por ejemplo, refrescos, bebidas deportivas, té helado dulce, Kool-Aid y jugo. En su lugar, beber agua).

También puede crear un hogar que fomente y apoye las elecciones saludables con estas pautas:

  • Tenga solo alimentos saludables en la casa
  • Establezca un cronograma diario de tres comidas y un refrigerio en horarios planificados para evitar agregar calorías adicionales con bocadillos aquí y allá (los niños menores de 5 años pueden necesitar dos refrigerios)
  • Ofrezca refrigerios con dos grupos de alimentos, pero en porciones pequeñas. Algunos ejemplos son queso en hebras y una manzana, apio y mantequilla de maní, o una banana y yogur
  • Coman en familia siempre que sea posible, con la televisión y los dispositivos electrónicos apagados. Esto no solo minimizará los momentos en que se come sin pensar, sino que además fortalecerá las relaciones familiares (especialmente importantes en la adolescencia) y permitirá que los adultos den el ejemplo para una alimentación saludable
  • Dé apoyo a la actividad física de su hijo. Asegúrese de que haya pelotas, cuerdas de salto y frisbees disponibles. Considere inscribir a su hijo en clases de deportes y baile en los centros recreativos cercanos. Jueguen al fútbol o a la “mancha” y practiquen natación y senderismo en familia

La obesidad es un problema que puede continuar durante toda la edad adulta. La razón más común por la que una persona recupera el peso bajado es el regreso a sus malos hábitos de comer demasiado y hacer muy poco ejercicio.

Médicos y proveedores que tratan el sobrepeso y la obesidad infantil

  • Brandi Allen
    Brandi Allen Nutricionista (con registro)
  • Cinthia Piva Blackburn
    Cinthia Piva Blackburn Nutricionista (con registro)
  • Julia  Brown, RD
    Julia Brown, RD Nutricionista (con registro)
  • MC
    Marjorie Craven Nutricionista (con registro)
  • Kara  Gann
    Kara Gann Nutricionista (con registro)
  • Alex  Goolsby
    Alex Goolsby Nutricionista (con registro)
  • Amy Holcombe
    Amy Holcombe Nutricionista (con registro)
  • Michaelann Rangel
    Michaelann Rangel Nutricionista (con registro)
  • Juana Montelongo  Soto
    Juana Montelongo Soto Nutricionista (con registro)

Recursos

Para obtener herramientas y más información sobre la obesidad infantil, visite estos sitios:

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software