Diabetes de tipo 1 pediátrica

La diabetes de tipo 1 es una enfermedad en la que el organismo pierde la capacidad de producir insulina. Las personas que tienen diabetes de tipo 1 no pueden producir su propia insulina.

Dallas

214-456-5959
Fax: 214-456-5963
Suite F4400

Plano

469-303-2400
Fax: 469-303-2407
Suite P4400

Park Cities

469-488-7000
Fax: 469-488-7001
Suite 106

Solicitar una cita con códigos: Endocrinología

Remitir a un paciente

¿Qué es la diabetes de tipo 1 pediátrica?

La diabetes de tipo 1 se presenta a cualquier edad, pero se diagnostica con más frecuencia en niños, adolescentes y adultos jóvenes; y representa entre el 5 y el 10 % de todos los casos de diabetes. Sin insulina, el organismo no puede convertir el azúcar, el almidón y otros alimentos en energía.

El tipo 1 se conocía anteriormente como “DMID” (diabetes mellitus insulinodependiente), “diabetes de inicio juvenil” o “diabetes lábil”. A diferencia de la diabetes de tipo 2, este tipo no puede prevenirse. La mayoría de las personas que presentan diabetes de tipo 1 tienen un peso normal y están sanas antes de que se inicie. A pesar de la investigación activa, la diabetes de tipo 1 no tiene cura, pero puede controlarse.

Niveles objetivo de la glucosa:

  • Antes de una comida: entre 90 y 130
  • Dos horas después de una comida: menos de 160

Complicaciones

Es importante conocer las complicaciones a largo plazo de la diabetes que no se trata. Si usted presenta alguna de estas complicaciones, analícela con el endocrinólogo y el profesional de la salud de atención primaria.  

¿Cuáles son los signos y síntomas de la diabetes de tipo 1 pediátrica?

¿Cómo se diagnostica la diabetes de tipo 1 pediátrica?

Existen varias maneras en las que se puede diagnosticar la diabetes:

  • Glucemia en ayunas (no se come durante ocho horas o más): ≥ 126 mg/dl
  • Glucemia aleatoria: ≥200 mg/dl con síntomas de glucemia alta
  • Prueba de hemoglobina A1c: ≥6.5 %
  • PTOG (prueba de tolerancia oral a la glucosa). Con una prueba en la que se mide la glucemia en 2 horas: ≥ 200 mg/dl

¿Cuáles son las causas de la diabetes de tipo 1 pediátrica?

Se desconoce la causa exacta de la diabetes de tipo 1, pero los médicos creen que es un trastorno autoinmunitario. Esto significa que el organismo considera que el páncreas es un invasor y lo ataca. A veces, debido a una infección, el organismo erróneamente ataca las células beta que producen insulina. Existen tres factores que favorecen la presencia de esta afección.

  1. Genética. Los tipos de células genéticas heredadas.
  2. Autoinmunidad. El sistema inmunitario confunde las células de insulina con invasores y las ataca.
  3. Ambiente. Una composición genética puede permitir que un virus o una sustancia química ataque las células de los islotes.

Las causas de la diabetes de tipo 1 no se relacionan con el consumo excesivo de azúcar, con permanecer despierto hasta tarde ni con una crianza deficiente. 

¿Cómo se trata la diabetes de tipo 1 pediátrica?

Insulina

La diabetes de tipo 1 debe tratarse con insulina. La insulina puede considerarse “la llave que abre las puertas” de las células del organismo, ya que permite que los alimentos ingresen en las células del organismo. La glucosa (el azúcar) se forma cuando los alimentos se digieren. Las células usan la glucosa para obtener energía. Sin la insulina, las células se desnutren. El tratamiento principal para la diabetes de tipo 1 es reemplazar la insulina que el organismo necesita. Generalmente, esto se realiza con uno de los siguientes tres métodos:

  1. Jeringas de insulina
  2. Plumas de insulina
  3. Bombas de insulina

Alimentación adecuada y actividad física

  • La alimentación es otra parte importante de la atención de la diabetes de tipo 1, ya que los diferentes alimentos tendrán distintos impactos en la glucemia. La American Diabetes Association tiene información sobre la planificación de comidas saludables.     
  • La actividad física frecuente controla el nivel de glucemia y ayuda a quemar calorías y grasas adicionales para ayudar al niño a mantener un peso saludable. Dado que la actividad física puede repercutir en la glucemia, hable con el médico antes de que su hijo comience un programa. Es posible que se deban realizar algunos cambios en el plan de tratamiento antes, durante y después de la actividad física.     

Vivir con diabetes de tipo 1 es un proyecto de por vida. La actividad física y una alimentación adecuada no revierten el diagnóstico de diabetes de tipo 1; sin embargo, ambos factores son importantes para tratarla. 

Educar a su hijo, a su familia y a otros cuidadores tiene una gran importancia. Children's Health℠ ofrece un programa de capacitación integral que aborda lo que usted y su hijo deberán saber.

Médicos y proveedores que tratan la diabetes de tipo 1 pediátrica

Recursos

Recursos de Children's

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software