Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Procedimientos de remodelación de bóveda craneal abierta

¿Qué es la remodelación de bóveda craneal abierta?

La remodelación de bóveda craneal abierta es una de las intervenciones más antiguas y más frecuentes para el tratamiento de la craneosinostosis. La característica clave de este tipo de cirugía es que requiere la extracción completa de los huesos craneales de la cubierta externa del cerebro para remodelar la cabeza en el área de la deformidad. 

¿Cuáles son los riesgos de la remodelación de bóveda craneal abierta?

Cuando se extrae el hueso completamente, también se elimina el suministro de sangre que se dirige a los huesos. Esto puede afectar el crecimiento del hueso y aumenta levemente el riesgo de infección en comparación con las intervenciones que dejan los huesos conectados a la cubierta externa del cerebro, como la craniectomía de franja ósea extendida.

Las cirugías de bóveda craneal abierta también demoran más tiempo, ya que se requiere más trabajo para remodelar y colocar los huesos del cráneo en las nuevas posiciones. La mayoría de los pacientes necesitan una transfusión de sangre.

¿Qué puedo esperar de la remodelación de bóveda craneal abierta?

La remodelación de bóveda craneal abierta suele realizarse cuando el niño tiene entre 6 y 12 meses de edad. Durante este período, los huesos aún son lo suficientemente flexibles como para poder remodelarlos con la mano con facilidad, pero también son lo suficientemente fuertes como para sostener los tornillos y las placas reabsorbibles. El objetivo es colocar los huesos en una posición que le dé una apariencia regular al cráneo y al rostro del niño cuando haya finalizado su desarrollo.

El objetivo de una cirugía temprana (entre los 6 y los 12 meses de edad) es proteger el cerebro, las vías respiratorias y los ojos. Por lo general, la primera cirugía consiste en remodelar el cráneo y aumentar el espacio interior para que el cerebro pueda crecer.

El objetivo principal de la remodelación de bóveda craneal abierta es sobrecorregir el cráneo para tratar o reducir el riesgo de un aumento de presión en el cráneo. Esto permite que el cerebro crezca y mejora la forma de la cabeza. Si bien el objetivo final es normalizar la forma de la cabeza y la apariencia general, los pacientes que tienen craneosinostosis sindrómica presentan una deficiencia permanente en el crecimiento del cráneo y los huesos faciales. Por lo tanto, incluso si sobrecorregimos la posición de los huesos craneales, el paciente a menudo superará la reparación y necesitará otra expansión craneal. El nivel de sobrecorrección que podemos lograr está limitado por el cuero cabelludo.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software