Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Autolesión en niños y adolescentes

La angustia, los sentimientos incómodos y otros factores estresantes pueden llevar a algunos niños y adolescentes a realizarse autolesiones no suicidas, como cortarse o arañarse. Si este es el caso de su hijo, estamos aquí para ayudarlo. El equipo de expertos de Children's Health℠ tiene como objetivo llegar a la raíz de por qué los niños y adolescentes presentan estos comportamientos y ayudarlos a sobrellevarlos de maneras más saludables. También realizamos investigaciones para encontrar nuevas maneras de ayudar a estos niños.

Paciente hospitalizado/Hospitalización parcial:

214-456-8899

Paciente ambulatorio:

214-456-5900

Nuevos pacientes:

214-456-5937

Fax: 214-456-5953

Solicitar una cita con códigos: Psiquiatría

Remitir a un paciente

¿Qué es la autolesión en niños y adolescentes?

La autolesión no suicida, también conocida como autolesión, es el daño intencional al propio tejido corporal (p. ej., la piel) que con frecuencia se realiza para lidiar con emociones incómodas y siempre se hace sin tener intención de suicidarse.

La mayoría de los niños se autolesionan como una forma de sobrellevar y regular sus emociones. Algunos lo ven como una forma de disminuir el dolor emocional y la tensión porque el dolor físico puede parecer más tolerable.

¿Cuáles son los diferentes tipos de autolesiones en niños y adolescentes?

Los niños y adolescentes que se lesionan pueden:

  • Cortarse la piel
  • Rascarse excesivamente
  • Golpearse o darse puñetazos intencionalmente, o darse intencionalmente la cabeza o el cuerpo contra objetos
  • Provocar una abrasión al frotarse la piel en exceso intencionalmente
  • Quemarse

¿Cuáles son los signos y síntomas de autolesión en niños y adolescentes?

Los signos y síntomas comunes de autolesión en niños y adolescentes incluyen:

  • Tener moretones, cicatrices, cortes o quemaduras frecuentes o inexplicables
  • Usar ropa diseñada para ocultar heridas, como múltiples pulseras o muñequeras, o usar sudaderas con capucha y suéteres cuando hace calor
  • Negarse a participar en una clase de gimnasia o actividad física que pueda dejar al descubierto su piel
  • Crear proyectos de arte, poemas o historias que se enfoquen en la sangre, navajas o representaciones de cortes y heridas
  • Signos de depresión como tristeza y cambios de humor, y alejarse de amigos y familiares
  • Pasar cantidades inusuales de tiempo en el baño o en áreas aisladas
  • Tener objetos como encendedores, navajas, chinchetas, fragmentos de vidrio u hojas de sacapuntas plásticos

 

¿Qué causa la autolesión en niños y adolescentes?

Los científicos no saben exactamente qué causa las autolesiones no suicidas en niños. La mayoría de los niños se lesionan para sobrellevar la angustia. Algunos, al principio, pueden lastimarse a sí mismos por accidente y descubrir que disminuye la intensidad de sus emociones en ese momento, y luego, autolesionarse a propósito cuando se sienten emocionalmente abrumados nuevamente. Otras personas pueden haber aprendido el comportamiento por medio de otros, por ejemplo, a través de los medios de comunicación o amigos, como una forma de afrontamiento y para probarlo por sí mismas. La afección suele aparecer con depresión, ansiedad o trastornos de la alimentación, pero incluso los niños y adolescentes que no tienen un trastorno de salud mental pueden autolesionarse.

¿Cómo se trata la autolesión en niños y adolescentes?

Es probable que su hijo comprenda que usted no quiere que se lesione, por lo tanto, decirle que simplemente deje de hacerlo no funcionará. En cambio, hablaremos con él sobre las razones por las que tiene este comportamiento. Luego, crearemos un plan de tratamiento, adaptado a su respuesta.

La mejor manera de tratar la autolesión es ayudar a los niños a regular sus emociones y agregar estrategias saludables de afrontamiento que tengan la misma función o una similar para reemplazar la autolesión. El foco en este tipo de tratamiento no es cambiar las emociones en sí, sino cambiar la forma en que los niños y adolescentes responden a sus emociones. Ofrecemos:

  • Terapia cognitivo-conductual: Ayudar a los niños a reconocer cómo sus pensamientos, comportamientos y emociones se afectan entre sí, y luego enseñarles cómo cambiar los pensamientos y comportamientos que no ayudan.
  • Terapia dialéctica conductual: Ayudar a los niños a aprender habilidades para regular emociones intensas, tolerar la angustia, mejorar sus relaciones y ser más conscientes de las emociones no evitándolas ni identificándose en exceso con ellas.
  • Terapia de regulación emocional: Enseñarles a los niños a identificar y aceptar sus emociones y estar más dispuestos a experimentarlas incluso cuando son incómodas. Les enseñamos cómo identificar sus valores para el presente y diferenciarlos de los objetivos para el futuro. También los ayudamos a identificar las actividades que les resultan significativas y cómo orientar sus vidas para que vivan de acuerdo con sus valores. Uno de los principios rectores de esta terapia es aprender a experimentar voluntariamente emociones incómodas para poder realizar actividades significativas en la vida.

 

Médicos y proveedores para autolesión en niños y adolescentes

Contamos con una variedad de psicólogos y psiquiatras que pueden ayudar a tratar a su hijo.

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué hago si mi hijo se autolesiona?

    En lugar de preguntar por qué lo hace, intente preguntar en qué lo ayuda. Si demuestra compasión, le hará saber a su hijo que siempre estará allí para él, sin importar lo que esté pasando. Es aceptable expresar amablemente su inquietud sobre el comportamiento y, al mismo tiempo, ofrecer apoyo. Iniciar una conversación honesta ayuda a inducir la idea de visitar a un profesional.

  • ¿Qué tan frecuente es este comportamiento?

    Según la Sociedad Internacional para el Estudio de las Autolesiones, el 18 % de los adolescentes tuvo algún tipo de autolesión no suicida.

  • ¿Cuáles son algunos de los desencadenantes de las autolesiones en niños y adolescentes?

    Los desencadenantes principales incluyen aquellos que implican angustia, como el rechazo, molestar a un amigo o un ser querido y sentir culpa, una ruptura o pérdida de una amistad, o acoso escolar. Estos sucesos pueden hacer que los niños sientan que merecen ser castigados. Otros motivos incluyen inestabilidad en el hogar, tener amigos que se autolesionan, consumo de alcohol o drogas, confusión sobre la identidad personal o sexual, ser maltratado debido a la identidad sexual o de género, o afecciones de salud mental subyacentes.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software