Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Asimetría mamaria pediátrica

¿Qué es la asimetría mamaria pediátrica?

Si bien la mayoría de las mujeres presentan cierto grado de asimetría mamaria, o diferencia en el tamaño y la forma entre ambos lados, en ocasiones las mamas pueden tener un desarrollo significativamente diferente. Las mujeres pueden optar por un tratamiento para corregir la asimetría mamaria cuando esta diferencia hace que sea difícil encontrar ropa interior que calce, cuando la diferencia en el peso genera dolor de cuello, hombros o espalda o cuando la mujer sufre consecuencias psicosociales a raíz de la diferencia.

Una mirada profunda de la asimetría mamaria

Casi todas las mujeres presentan un grado de asimetría en las mamas, ya sea en el tamaño, la forma o la ptosis mamaria, que es la caída de la mama. La asimetría mamaria con una diferencia mayor al tamaño de una taza puede causar problemas físicos, que incluyen mala postura, dolor de espalda, hombros o cuello, y problemas psicosociales, como baja autoestima, reticencia a desvestirse frente a otros, burlas de los pares, dificultad para encontrar ropa interior que calce cómodamente y dificultad en las relaciones.

Al evaluar la asimetría mamaria de una paciente, es importante buscar otras afecciones que puedan afectar el desarrollo mamario de un lado, como el síndrome de Poland, y evaluar la asimetría de la pared torácica subyacente. Es importante asegurarse de que las mamas hayan alcanzado el tamaño de desarrollo total, ya que si la cirugía se realiza con las mamas aún en desarrollo, se puede lograr una buena simetría inicial, pero un posterior desarrollo puede hacer que, una vez más, haya asimetría.

El peso general también es importante. El aumento de peso altera el tamaño y la forma de las mamas, y es posible que estos cambios no sean equivalentes en ambos lados. Por ende, es probable que el aumento o la pérdida de peso después de una cirugía para corregir la asimetría mamaria cambien el resultado del procedimiento.

Además, es importante tener en cuenta que las mamas cambian en el transcurso de la vida, en especial durante el embarazo y posteriormente. Las técnicas para corregir la asimetría mamaria pueden dar buenos resultados en un principio, pero estos pueden empeorar con los cambios naturales de las mamas. Sin embargo, algunas técnicas son más resistentes a los cambios. Asimismo, es probable que una mujer joven que se somete a la colocación de implantes mamarios supere la vida útil de los implantes y, por lo tanto, deba someterse a cirugías adicionales para reemplazar los implantes o corregir complicaciones ocasionadas por estos en el transcurso de los años.

Existen distintos tipos de asimetría mamaria, pero lo que se tiene en cuenta es el estado de las mamas en comparación con lo que la mujer desearía tener de manera ideal. Algunas mujeres prefieren la mama más grande y desean agrandar la más pequeña. Otras mujeres prefieren la mama más pequeña y desean reducir la más grande. Hay mujeres que prefieren un punto medio entre ambas mamas. Las mujeres que presentan una diferencia en la ptosis mamaria desean un levantamiento del lado más caído junto con el agrandamiento o la reducción de una o ambas mamas.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la asimetría mamaria pediátrica?

No hay una prueba de laboratorio para detectar la asimetría mamaria. Con frecuencia, la misma paciente es quien realiza el diagnóstico que posteriormente se confirma en un examen clínico. Más importante que llegar al diagnóstico es evaluar la diferencia entre las mamas y establecer la operación o la secuencia de operaciones que resulte la mejor opción para tratar la afección en cada caso.

¿Cómo se trata la asimetría mamaria pediátrica?

Al tratar la asimetría mamaria en niñas y mujeres jóvenes, es importante tener en cuenta que, incluso en la misma persona, las mamas pueden desarrollarse a diferentes edades. Por eso, es importante esperar hasta que las mamas se hayan desarrollado naturalmente antes de planificar una cirugía para corregir la asimetría mamaria. Ofrecemos un tratamiento personalizado que no solo tiene en cuenta el alcance de la afección y cómo afecta a la paciente, sino que también considera el futuro crecimiento y desarrollo de la joven.

Médicos y proveedores que tratan la asimetría mamaria pediátrica

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software