Pitiriasis liquenoide crónica (PLC)

¿Qué es la PLC (pitiriasis liquenoide crónica)?

El término “pitiriasis liquenoides” define a un sarpullido cutáneo poco frecuente de causa desconocida. Su forma crónica (de duración más prolongada) se conoce como PLC (pitiriasis liquenoide crónica). La forma más aguda (de inicio repentino) se conoce como PLVA (pitiriasis liquenoide y varioliforme aguda), también conocida comoenfermedad de Mucha-Habermann. A veces, estas afecciones se superponen; y las características de ambas pueden presentarse en la misma persona.

Probablemente, la pitiriasis liquenoide sea una reacción de hipersensibilidad a una infección leve, pero aún no se han identificado bacterias o virus específicos. No se considera contagiosa. La pitiriasis liquenoide afecta con más frecuencia a los adolescentes y los adultos jóvenes. Es ligeramente más frecuente en los hombres. Es poco frecuente en los bebés y en las personas de edad avanzada. Por lo general, la persona se siente bastante bien; pero a veces, el brote de lesiones cutáneas trae aparejado un dolor de cabeza leve o fiebre, especialmente si se trata de la PLVA.

La PLC tiende a presentar lesiones pequeñas, redondas, de color rosado oscuro y escamosas. Las manchas de descamación se aplanan durante varias semanas y dejan una decoloración marrón, que desaparece lentamente en el transcurso de varios meses. Al igual que la PLVA, la PLC puede durar varios meses.

Las lesiones de la PLVA son bultos o ampollas rojas con costra que pican; y cuando cicatrizan, dejan pequeñas marcas. Tienen un aspecto muy similar a la varicela. La PLVA también puede causar úlceras bucales. La mayoría de las veces, las lesiones se producen en el tronco, los muslos y la parte superior de los brazos, pero pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Puede durar meses o incluso varios años, con grupos de lesiones nuevas que aparecen cada algunas semanas. Es posible que el diagnóstico deba confirmarse mediante una biopsia de piel.

¿Cómo se trata la PLC (pitiriasis liquenoide crónica)?

La pitiriasis liquenoide no siempre responde al tratamiento y puede regresar cuando se interrumpe el tratamiento. Si el sarpullido no es molesto, es posible que no sea necesario el tratamiento.

  • Esteroides tópicos (para la picazón)
  • Luz solar natural
  • Fototerapia (tratamiento con radiación ultravioleta artificial [caja de luz] con UVB o PUVA)
  • Administración de eritromicina o tetraciclina (antibióticos) por vía oral durante dos o tres meses

Médicos y proveedores que tratan la PLC (pitiriasis liquenoide crónica)

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software