Hiperinsulinismo pediátrico

La hiperinsulinemia causa niveles anormalmente altos de insulina, la hormona que ayuda a controlar la glucemia.

Dallas

214-456-5959
Fax: 214-456-5963
Suite F4400

Plano

469-303-2400
Fax: 469-303-2407
Suite P4400

Park Cities

469-488-7000
Fax: 469-488-7001
Suite 106

Solicitar una cita con códigos: Endocrinología

Remitir a un paciente

¿Qué es el hiperinsulinismo pediátrico?

La hiperinsulinemia es una afección en la que el páncreas de un niño libera demasiada insulina, lo que provoca hipoglucemia (nivel bajo de glucemia). En la mayoría de los casos, la hiperinsulinemia es congénita, es decir, está presente al nacer. Sin embargo, en algunos casos, los niños pueden manifestar la afección con posterioridad.

Una cantidad excesiva de insulina en la sangre, lo que provoca hipoglucemia, causa problemas que afectan a todo el organismo del niño. La hipoglucemia puede afectar el desarrollo del cerebro y puede provocar convulsiones, daño cerebral, coma y, posiblemente, la muerte.

¿Cuáles son los signos y síntomas del hiperinsulinismo pediátrico?

  • Confusión
  • Hambre en exceso
  • Cansancio extremo
  • Dificultad para alimentarse
  • Irritabilidad
  • Letargo (falta de energía)
  • Pérdida del conocimiento
  • Espasmos musculares
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Convulsiones
  • Temblores
  • Debilidad

¿Cuáles son las causas del hiperinsulinismo pediátrico?

En la mayoría de los casos, la hiperinsulinemia es congénita (está presente al nacer) y se debe a una mutación genética durante el desarrollo fetal.

Cuando la causa de la hiperinsulinemia no es una mutación genética, las causas pueden ser las siguientes:

  • Diabetes gestacional en la madre
  • Falta de oxígeno en el cerebro al nacer
  • Peso alto al nacer
  • Nacimiento prematuro
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software