Prurito pediátrico

El prurito, que también se conoce como “picazón cutánea”, es una afección irritante debido a la cual el niño tiene la necesidad de rascarse la piel.

¿Qué es el prurito pediátrico?

El prurito es una sensación molesta e incómoda debido a la cual un niño tiene la necesidad de rascarse la piel. Según la causa de la picazón, la piel puede parecer normal, o puede estar roja, áspera o tener protuberancias. Cuando un niño se rasca repetidamente la piel debido a la picazón, la piel puede engrosarse, elevarse o infectarse e incluso sangrar.

A menudo, cuanto más picazón el niño sienta en la piel, más se rascará. Cuanto más irritada esté la piel, más seguirá picando. Por lo tanto, el ciclo de rascado y picazón puede ser difícil de romper, especialmente en los niños pequeños que no comprenden o no pueden controlar el rascado.

¿Cuáles son las causas del prurito pediátrico?

Las causas del prurito son variadas; se pueden incluir las siguientes:

  • Reacciones alérgicas a diversas sustancias, como la lana, los jabones, la hiedra venenosa, los productos cosméticos o determinados alimentos
  • Anemia 
  • Varicela
  • Piel seca (xerosis)
  • Eccema
  • Ronchas (sarpullido de la piel causado por una reacción a determinados alimentos, medicamentos u otras sustancias irritantes)
  • Insuficiencia renal
  •  
  • Leucemia (cáncer que afecta los glóbulos sanguíneos)
  • Piojos
  • Enfermedad hepática
  • Linfoma (cáncer que afecta los ganglios linfáticos y los vasos sanguíneos que transportan líquido linfático por todo el organismo)
  • Esclerosis múltiple (trastorno en el que el sistema inmunitario daña la capa protectora de los nervios)
  • Psoriasis (afección de la piel que causa la acumulación excesiva de células en la superficie de la piel)
  • Reacciones a algunos fármacos, como antibióticos, medicamentos antimicóticos o analgésicos narcóticos
  • Sarna (afección cutánea altamente contagiosa causada por un insecto diminuto)
  • Culebrilla (afección cutánea dolorosa que causa ampollas)
  • Cáncer tiroideo
  • Diabetes de tipo 2 

¿Cómo se trata el prurito pediátrico?

La piel seca y la picazón pueden aparecer en cualquier área del cuerpo. Entre los signos y síntomas del prurito, se pueden incluir los siguientes:

  • Bultos, manchas o ampollas en la piel
  • Sequedad y agrietamiento de la piel
  • Enrojecimiento
  • Piel con textura similar al cuero o escamosa

Médicos y proveedores que tratan el prurito pediátrico

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software