17 de jun de 2020, 11:16:18 a. m., hora de verano del centro 5 de jul de 2022, 9:46:53 a. m., hora de verano del centro

Diez consejos para manejar el aburrimiento veraniego

Actividades y rutinas para divertirse en casa este verano

Compartir:
Niño pequeño jugando en el patio con manguera de agua con su padre Niño pequeño jugando en el patio con manguera de agua con su padre

Durante el verano, sin compañeros de clase ni tareas escolares, muchos niños se sienten un poco aburridos.

“La planificación es clave para disfrutar del valioso tiempo juntos”, afirma Cecilia Mendiola, especialista sénior de vida infantil en Children's Health℠. “Actividades como dibujar, pintar y escribir un diario son algunas formas en que los niños pueden expresar sus sentimientos y ayudan a promover una adaptación positiva durante el verano”.

Mendiola sugiere formas para ayudar a su hijo a divertirse y disfrutar del verano con estos consejos.

Actividades veraniegas contra el aburrimiento

1. Crear una rutina

Una rutina ayuda a dar forma al día y la semana de su hijo, ya que lo ayuda a comprender qué esperar y a establecer una sensación de normalidad. Aunque no necesita un cronograma estricto, una rutina confiable les da a sus hijos (y a usted) algo que esperan con ansias.

Una forma de tener una rutina divertida es tener actividades temáticas para cada día o semana. Por ejemplo, el lunes puede convertirse en “lunes de música”, donde sus hijos toman clases virtuales por la tarde o tienen una fiesta con baile por la noche. O bien, puede disfrutar de los “miércoles de agua” con un momento divertido con un rociador o en una piscina. Deje que sus hijos le ayuden a determinar cómo será cada día, para que sientan que participan en la diversión y le ayuden a sugerir actividades.

2. Probar nuevos pasatiempos

El verano es el momento perfecto para adoptar un nuevo pasatiempo. Hable con sus hijos sobre sus posibles intereses para saber qué podría funcionar para ellos. Muchos niños disfrutan de pasatiempos como:

  • Leer
  • Escribir
  • Hornear/cocinar
  • Escuchar música
  • Pintar
  • Fotografía
  • Jardinería
  • Programación informática
  • Tejer o coser

Encontrar un pasatiempo que a su hijo le apasione puede ayudar a mantenerlo entretenido durante horas, todo el verano.

3. Establecer metas para el verano

Hable con su hijo acerca de establecer un objetivo medible y alcanzable para el verano, ya sea leer una cierta cantidad de libros, un objetivo de acondicionamiento físico o aprender todo sobre un tema, por ejemplo, los dinosaurios.

Ayúdelo a medir su objetivo durante el verano con revisiones semanales o gráficos divertidos. Esto puede ayudar a mantenerlos motivados para avanzar hacia su objetivo.

4. Mantenerse en movimiento

La actividad física tiene numerosos beneficios, ya que mejora el sueño y evita el aumento de peso. Muchas actividades al aire libre, como jugar en el patio o caminar en familia, son excelentes opciones. También puede probar actividades como:

  • Yoga
  • Fiestas con baile
  • Rayuelas
  • Carreras de relevos
  • Saltar la cuerda
  • Simón dice
  • Seguir al líder
  • Videos de entrenamiento aptos para niños
  • Escondidas
  • Saltar la soga
  • Hacer y perseguir burbujas

Vea más ideas de ejercicios para que los niños hagan en lugares cubiertos y en el hogar.

5. Hacer un frasco de actividades

A veces, es difícil decidir qué hacer, o los niños pueden discutir sobre qué actividad es la mejor. Elimine el estrés dejando las actividades al azar con un frasco de actividades para terminar con el aburrimiento. Haga que cada miembro de la familia escriba las actividades que le gustaría hacer en hojas de papel. Las actividades pueden incluir:

  • Pícnics
  • Películas
  • Karaoke
  • Búsqueda del tesoro
  • Construcción de fuertes
  • Guerra de globos de agua
  • Horneado
  • Escondidas
  • Pintar
  • Pasar corriendo por un aspersor
  • Andar en bicicleta
  • Caminatas

Cuando descubra que todos están aburridos, saquen una actividad del frasco y realícenla.

6. Planificar una aventura

El hecho de que en su familia aún sigan tomando precauciones contra la COVID-19 no significa que deban permanecer en espacios interiores o incluso en su casa. Pueden tomar medidas de seguridad, como llevar mascarillas y visitar lugares que faciliten mantener la distancia con otras personas. Planifique con anticipación y haga una lista de posibles opciones, como:

  • Ir a parques o senderos para caminatas
  • Visitar sitios históricos
  • Organizar una búsqueda del tesoro en su vecindario o pueblo
  • Visitar murales en su ciudad
  • Ir a un autocine

Considere practicar kayak, canotaje o paseos en bote, con el equipo de seguridad adecuado. También puede estudiar opciones de campamentos, ya sea en un sitio cercano o en su patio trasero.

7. Iniciar un proyecto juntos

Muchas personas realizan proyectos de mejoras en el hogar durante el verano. Si ha pensado en pintar una habitación o embellecer su patio, esta es una manera perfecta de involucrar a los niños.

Solicite la ayuda de su hijo para un proyecto en el hogar. Es posible que los niños no disfruten tanto de esto, pero evita el aburrimiento. Hágalos participar en un proyecto de la casa, como limpiar un armario o redecorar una habitación, cualquier cosa con la que necesite ayuda y que usted considere que puedan manejar a su edad.

8. Aprovechar la virtualidad

Muchos campamentos, museos, bibliotecas, zoológicos y aulas cuentan actualmente con programación en línea, en muchos casos con acceso gratuito. Ayude a su hijo a encontrar actividades virtuales que le gusten, como cuentos, conciertos o recorridos guiados en línea. Mantenga un cronograma de estos y agréguelos a su rutina para realizar actividades fáciles y repetidas.

También puede hacer un esfuerzo por mantenerse conectado virtualmente con amigos y familiares. Programe horarios para conectarse durante toda la semana.

9. Retribuir

Ayude a sus hijos a ayudar a los demás retribuyendo a su comunidad de alguna manera. El niño podría:

  • Donar juguetes o ropa a las personas necesitadas
  • Cortar el césped de una persona mayor en su vecindario
  • Escribir cartas o crear tarjetas para personas en asilos de ancianos
  • Donar alimentos a un banco de alimentos
  • Donar sangre (si tiene adolescentes)
  • Cuidar a otros niños

Retribuir ayuda a su hijo a sentir que está haciendo el bien y a dejar de pensar en sí mismo por un tiempo.

10. Practiquen el cuidado personal

Todos en la familia, los padres y los niños por igual, deben practicar el autocuidado para ayudar a aliviar el estrés. Asegúrese de que todos tengan un momento de tranquilidad para sí mismos, ya sea que eso signifique salir a correr, dormir una siesta o pasar tiempo leyendo por la tarde.

Toda la familia también puede probar actividades de atención plena y meditación que han demostrado reducir el estrés y la ansiedad.

No le tema la aburrimiento

Sobre todo, no sienta que debe llenar cada segundo del día de su hijo. El aburrimiento es bueno. Puede ayudar a los niños a ganar independencia, mejorar sus habilidades de resolución de problemas y ampliar su creatividad. Si bien es excelente programar actividades, también es bueno para el desarrollo de su hijo hacer que descubra cómo lidiar con su aburrimiento por su cuenta.

Boletín familiar de Children's Health

Reciba consejos de salud y de crianza de los expertos de Children's Health dos meses al mes, directamente en su bandeja de entrada. Suscríbase ahora.

conducta, coronavirus, recreación al aire libre, verano

Children's Health
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software