Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Reparación de paladar hendido pediátrico

¿Qué es la reparación de paladar hendido pediátrico?

Existen distintos tipos de reparación de paladar hendido, y el cirujano analizará la mejor opción en función de la hendidura palatina particular. Casi todas las operaciones de paladar hendido incluyen estos tres componentes principales:

  1. Liberar el tejido de paladar existente de los costados y desplazarlo para que se una al medio. Con frecuencia, pero no siempre, esto significa dejar espacios en ambos costados del paladar al final de la operación. Estos espacios cicatrizan rápidamente y sin problemas.
  2. La creación de un revestimiento para la parte del paladar que conecta con la nariz permite reparar el paladar en dos capas en lugar de una y, de este modo, reducir la posibilidad de que se desarrolle un orificio (fístula) en el paladar reparado entre la boca y la nariz.
  3. Crear un buen anillo muscular dentro del paladar blando de modo que el paladar pueda moverse bien para formar una “válvula” eficaz y bloquear el flujo de aire hacia la nariz para posibilitar el habla, como se describió anteriormente. El cirujano aconsejará la operación que represente la mejor opción, ya sea reparar el paladar completo en una sola operación o dividir la reparación en dos operaciones. También le informará si quedará una cicatriz en el paladar en línea recta de adelante hacia atrás o en forma de Z.

¿Cuáles son los riesgos de la reparación de paladar hendido pediátrico?

Después de cualquier operación, existe la posibilidad de que surjan problemas. La reparación de paladar hendido, o palatoplastia, es una operación eficaz y confiable para una gran mayoría de niños, pero existen dos riesgos principales.

El primero es el riesgo de una fístula o un orificio en el paladar reparado. Esto puede ser un problema, ya que los alimentos y las bebidas pueden salir a través del orificio y filtrarse por la nariz. Si la fístula es grande, puede afectar el habla. No es necesario reparar la fístula en todos los casos; pero si el orificio genera problemas, por lo general se recomienda la reparación quirúrgica.

El segundo es el riesgo de disfunción velofaríngea. Este término se usa para describir que el paladar blando no actúa adecuadamente como una válvula para bloquear el aire que se dirige a la parte posterior de la nariz y redireccionarlo hacia la boca. En consecuencia, hay problemas para formar los sonidos del habla. La gravedad de la disfunción velofaríngea puede variar desde un habla suave o con ruido adicional (debido al aire que se filtra por la nariz) hasta un habla imposible de entender, incluso para los familiares cercanos. Si se piensa de una disfunción velofaríngea, se realizan pruebas especializadas; y es posible que se recomiende una cirugía para tratar el habla.

¿Qué puedo esperar de la reparación de paladar hendido pediátrico?

El cirujano aconsejará la operación que represente la mejor opción, ya sea reparar el paladar completo en una sola operación o dividir la reparación en dos operaciones. También le informará si quedará una cicatriz en el paladar en línea recta de adelante hacia atrás o en forma de Z.

Médicos y proveedores que tratan la reparación de paladar hendido pediátrico

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software