Nuestro compromiso de mantener su seguridad

Nunca hemos dado por sentada la sagrada confianza que deposita en nosotros para brindarle atención a su hijo, y hoy estamos más agradecidos que nunca por ese privilegio. Para obtener más información todas las formas en las que estamos trabajando para mantener su seguridad, la de su familia y la de los miembros de nuestro equipo, visite nuestra página Actualizaciones sobre la COVID-19.

Parálisis facial pediátrica posterior a la resección de tumores

A veces, después de extirpar un tumor, se puede desarrollar una parálisis facial que inmoviliza un costado del rostro del niño.

¿Qué es la parálisis facial pediátrica posterior a la resección de tumores?

Cuando un niño tiene un tumor facial, el tratamiento recomendado puede ser la extirpación quirúrgica de la totalidad o la mayor parte del tumor. Este procedimiento se conoce como “resección de tumores”. En algunos casos, un niño que se ha sometido a la resección de un tumor facial puede presentar una parálisis facial.

La parálisis facial hace referencia a la pérdida de movimientos del rostro debido a daños en los nervios. Los niños que tienen parálisis facial presentan una caída o una debilidad de un lado del rostro.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la parálisis facial pediátrica posterior a la resección de tumores?

  • Ojo del lado afectado que no parpadea
  • Disminución de lagrimeo del lado afectado
  • Dificultad para comer o beber
  • Babeo
  • Caída de la boca del lado afectado
  • Parálisis de un lado del rostro
  • Dolor en la oreja o detrás de ella
  • Dificultad para hablar
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software