24 de jun de 2020, 9:42:44 a. m., hora de verano del centro 5 de ago de 2021, 12:33:35 p. m., hora de verano del centro

Seis consejos de seguridad en el verano para adolescentes durante la pandemia del coronavirus

Formas de dar apoyo a la salud física y mental de su hijo adolescente durante la COVID-19

Compartir:
Una adolescente que está usando una mascarilla Una adolescente que está usando una mascarilla

El verano suele ser un período de diversión y relajación para los niños y los adolescentes, ya que ofrece un descanso de la escuela y días interminables para disfrutar de la natación, las comidas al aire libre, los viajes y el tiempo con amigos. Sin embargo, este verano plantea desafíos y riesgos únicos a medida que los casos de COVID-19 continúan propagándose; y muchas familias se preguntan cómo afrontar los planes de verano durante una pandemia.

Aunque la situación puede ser frustrante para muchas personas, a los adolescentes les puede resultar especialmente difícil sobrellevarla. Muchos adolescentes todavía están procesando emociones después de que el año escolar se viera interrumpido y se cancelaran muchos eventos, como bailes, eventos deportivos y celebraciones de fin de año escolar. Además, la libertad y la autonomía son especialmente importantes durante la adolescencia; y después de meses de distanciamiento social, es probable que los adolescentes estén impacientes por reanudar sus actividades normales.

Consulte los consejos de un especialista en enfermedades infecciosas y un psicólogo clínico para dar apoyo a la salud física y mental de su hijo adolescente durante la pandemia del coronavirus.

1. Haga hincapié en la importancia de las precauciones diarias para prevenir la COVID-19.

Si bien se están levantando algunas restricciones a medida que los estados vuelven a abrir, es importante explicarle a su hijo adolescente que la COVID-19 sigue presente y que tomar precauciones diarias sencillas puede ayudar a reducir la propagación de este virus. El Dr. Jeffrey Kahn, director de Enfermedades Infecciosas de Children's Health℠ y profesor de UT Southwestern, recomienda enfatizar la importancia de las siguientes acciones:

Estas precauciones son especialmente importantes cuando se hacen mandados o en público. Describir pasos claros para seguir aumentará la probabilidad de que su hijo adolescente siga las precauciones de seguridad.

“Si bien es cierto que la enfermedad de la COVID-19 es más grave en adultos y personas que tienen afecciones de salud subyacentes, los adolescentes pueden contagiarse y enfermarse”, dice el Dr. Kahn. “Además, incluso los adolescentes infectados asintomáticos pueden contagiar el virus, especialmente en el hogar, por lo que los adolescentes deben tener especial cuidado si hay alguien en su hogar que pueda tener un riesgo alto de contraer una enfermedad grave”.

2. Refuerce la importancia del distanciamiento social.

Los seres humanos somos seres sociales, y la conexión entre pares es especialmente importante para los adolescentes. Sin embargo, el distanciamiento físico sigue siendo una de las mejores maneras de prevenir la propagación de la COVID-19.

Si su hijo adolescente pide salir y socializar, recuérdele por qué es importante practicar el distanciamiento físico y sugiérale que se conecte virtualmente con sus amigos cuando sea posible. Si decide dejar que su hijo adolescente comience a ver a sus amigos personalmente, aliéntelo a que seleccione algunos amigos cercanos que también hayan tomado medidas para reducir el riesgo de infección y limitar su círculo social a esos amigos.

“La COVID-19 se propaga principalmente de una persona a otra”, explica el Dr. Kahn. “Esto significa que, con cuantas menos personas usted se encuentre, menos probabilidades tendrá de contraer el virus. Una estrategia razonable sería socializar con una pequeña cantidad de pares y mantener ese grupo de pares a medida que avanza el verano”.

Según la edad y la capacidad de comunicación de su hijo, considere contactar a las familias de esos amigos para establecer precauciones de seguridad compartidas. Asegúrese de que su hijo adolescente no asista a grandes reuniones sociales, donde no sea posible mantener la distancia física de los demás.

Si su hijo adolescente aún tiene problemas para aceptar las pautas de distanciamiento social, el mejor enfoque puede ser uno que atraiga la empatía de su hijo y destaque su responsabilidad social de proteger a los demás. Según investigaciones recientes, los adolescentes tienen más probabilidades de practicar el distanciamiento físico cuando sienten que es su responsabilidad social hacerlo y cuando sus padres se lo dicen. Sin embargo, los adolescentes que informan que no tienen motivos para practicar la distancia física son significativamente menos propensos a tomar precauciones.

“Muchos adolescentes quieren ignorar el distanciamiento físico porque lo ven como una pérdida de autonomía”, explica Nicholas J. Westers, doctor en Psicología y miembro de la ABPP (Junta Estadounidense de Psicología Profesional), psicólogo clínico de Children's Health y profesor adjunto de UT Southwestern. “Puede ser útil explicarle a su hijo adolescente cómo puede contribuir al intento de la sociedad de superar esta pandemia, en lugar de enfocarse en lo que está perdiendo. Explique cómo estos pasos pueden ayudar a proteger a aquellos que más lo necesitan, como los abuelos o las personas que presentan factores de riesgo”.

3. Considere cuidadosamente las actividades típicas del verano.

Muchas familias (y adolescentes) se preguntan qué actividades son seguras para disfrutar este verano. En general, cualquier actividad que implique exposición a otras personas conlleva un riesgo; y cuanto más cerca y más tiempo interactúe con los demás, mayor será el riesgo.

“Siempre que tenga contacto con otras personas, existe un riesgo de infección”, indica el Dr. Kahn. “Si va a salir, debe preguntarse cómo reduce ese riesgo tanto como sea posible”.

El Dr. Kahn ofrece algunos consejos al considerar las actividades de verano para ayudar a reducir el riesgo:

  • Considere si alguna persona de su hogar tiene un riesgo alto de enfermedad grave que puede empeorar si contrae COVID-19. Se incluye a las personas que son mayores de 65 años de edad o que tienen determinadas afecciones de salud subyacentes. Si es así, la recomendación es que usted se quede en su casa si es posible.
  • Cuando sea posible, elija actividades al aire libre en lugar de actividades bajo techo. Considere visitar parques donde no haya mucha gente u organizar pequeñas reuniones en el patio trasero, como comidas al aire libre. Asegúrese de tomar medidas para prevenir el agotamiento por el calor, como mantenerse hidratado y disfrutar de actividades temprano por la mañana o más tarde, al atardecer.
  • Aparentemente, la COVID-19 no se propaga fácilmente a través del agua recreativa. Sin embargo, si visita una piscina o un cuerpo de agua, es importante reducir el contacto estrecho con otras personas al mínimo. Las grandes fiestas en piscinas o las áreas con mucha gente dificultarían hacer esto.
  • Si sale a comer, la comida para llevar puede ser una opción más segura. Si elige comer en un restaurante, siéntese al aire libre, si es posible, en mesas separadas por lo menos a seis pies de distancia. Consulte el sitio web del restaurante con anticipación para ver las pautas de seguridad respecto de la COVID-19.
  • Si planifica un viaje, evite las áreas con gran propagación y elija un destino que le permita mantener la distancia social. Generalmente, las vacaciones que impliquen, por ejemplo, acampar o alquilar una cabaña o una casa apartada serán más seguras que visitar una gran ciudad o una atracción concurrida. Obtenga más consejos para viajes de verano.

Para cualquiera de estas actividades, recuerde siempre la importancia del distanciamiento físico, la higiene frecuente de las manos y el uso de mascarillas. Tenga a mano desinfectante para manos y toallitas desinfectantes para usar fuera de casa. Consulte los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) para obtener más consejos que lo ayudarán a mantenerse seguro durante las actividades personales y sociales.

4. Continúe hablando con su hijo adolescente y escúchelo.

Cuando la COVID-19 comenzó a propagarse por primera vez, es posible que usted haya hecho un esfuerzo por hablar con su hijo adolescente sobre el virus y preguntarle si tenía alguna pregunta o inquietud. A medida que pasan los meses, es importante seguir manteniendo estas conversaciones.

“Todos los adolescentes enfrentan diferentes factores estresantes”, explica el Dr. Westers. “Algunos se sienten afligidos por perderse eventos, mientras que otros se preocupan por cómo sus amistades podrían cambiar después de la pandemia. ¿Fulano querrá seguir siendo mi amigo? ¿Será incómodo cuando lo vea de nuevo? Aliento a los padres a preguntarles a sus hijos adolescentes qué ha sido lo más estresante para ellos durante la pandemia y cómo pueden darles apoyo”.

Continúe hablando con su hijo adolescente, escuche sus inquietudes y valide cualquier sentimiento de decepción o frustración. Aunque es importante que comprenda por qué ciertas precauciones son importantes para resguardar la salud, también es normal que se sienta molesto o decepcionado por la situación. Asegúrele a su hijo que usted está ahí para escuchar y que tiene toda su atención.

5. Fomente hábitos saludables y pasen tiempo juntos.

No subestime la utilidad de practicar hábitos saludables cotidianos durante este tiempo, como dormir lo suficiente, tener una alimentación saludable, mantener una actividad física habitual y limitar el tiempo frente a las pantallas.

“Nuestra salud física desempeña un papel fundamental en nuestra salud mental”, explica el Dr. Westers. “La mente y el cuerpo están estrechamente conectados, y cuidar nuestro cuerpo puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y favorecer la salud mental”.  

Si bien el verano suele ser un momento ideal para tener horarios más relajados, aliente a su hijo adolescente a mantener una rutina constante y saludable. Sugiera elegir un nuevo pasatiempo o establecer un objetivo para el verano. Reserve tiempo para pasar juntos y úselo para enseñarle a su hijo adolescente habilidades valiosas para la vida, como cambiar el aceite del automóvil, arreglar el fregadero o administrar un presupuesto. Si su hijo adolescente se aburre, considere crear una lista de actividades divertidas juntos que también incluya objetivos que deben alcanzarse cada día. Cuando su hijo adolescente esté aburrido, invítelo a que saque al azar cinco de las actividades de un sombrero.

Entre en el mundo de su hijo adolescente y acompáñelo en sus pasatiempos aunque tenga intereses diferentes a los suyos. Si le pide a su hijo que haga un sacrificio quedándose en casa durante la pandemia, demostrarle que usted está dispuesto a sacrificar sus intereses al priorizar los de él aumentará la probabilidad de que se quede en casa y también profundizará la relación entre ambos.

6. Dé el ejemplo en cuanto a comportamientos saludables y autocuidado.

Una de las mejores formas de dar apoyo a su hijo adolescente es demostrar que el cuidado personal también sea una de sus prioridades. “Un padre emocionalmente sano generalmente es un mejor padre”, sostiene el Dr. Westers. “Tenga en cuenta que los niños y los adolescentes absorben nuestras propias ansiedades e inquietudes”.

Dé el ejemplo con conductas saludables, hablando de sus propias emociones y comunicando su manera de manejar el estrés y la ansiedad. Si se siente ansioso, considere hacer un ejercicio de respiración profunda o una actividad de atención plena. Asegúrese de tomarse descansos de los medios de comunicación si es necesario y de tomarse tiempo para hacer actividades que disfruta.

También debe saber que si recomienda a su hijo adolescente que tome ciertas medidas para mantenerse saludable, pero usted no las toma, es probable que usted pierda credibilidad y que su hijo adolescente no se tome tan en serio su consejo. Demuestre que está tomando precauciones a diario para prevenir la COVID-19. Si su hijo adolescente observa que usted está siendo cauteloso y responsable al tomar las precauciones adecuadas, es más probable que siga su ejemplo.

Por último, reconozca que es un momento estresante por muchos motivos. Ser padre de un adolescente no es una tarea fácil, incluso cuando no hay una pandemia. Tenga paciencia con usted mismo y con su hijo adolescente, y busque maneras de conectarse y mostrar empatía, incluso si usted tiene días difíciles. Si bien este es un momento incierto y desafiante, recuerde que no durará para siempre.

Obtenga más información

En Children's Health nos comprometemos a seguir siendo una fuente confiable de información de salud y atención para usted y su familia en estos momentos. Vea más recursos para mantener sana a su familia en el centro de COVID-19 de Children's Health.

Inscribirse

Manténgase actualizado sobre la información de salud que marca una diferencia para sus hijos. Suscríbase al boletín de Children's Health y reciba más consejos directamente en su bandeja de entrada.

ansiedad, conducta, coronavirus, enfermedad infecciosa, salud mental, verano, adolescente

Children's Health
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software